<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

03/02/06 Ford Escort

Es un suplicio para él cada vez que ve ese coche. Él desearía que ella nunca le hubiera dicho que ese Ford Escort era el coche de "su amigo". Todos los días está aparcado en el mismo sitio y tiene la mala suerte de que todos los días debe pasar por allí. Cuando el coche no está, no deja de pensar si en ese mismo momento estará con ella, si la misma sonrisa que le acompaña mientras conduce será la que tantos días estuvo con él y le hizo compañía, aquella sonrisa que juraron compartir para siempre, aquella sonrisa que tantas veces le hizo feliz. Probablemente sí, probablemente esa sonrisa ya esté a su lado en ese momento. Él nunca debió saberlo, nunca.
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »

» Publicar un comentario