<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

Afrontando cosas

17 julio 2014
Llevo unos días bastante cabizbajo. Dicen que es mejor no volver a los lugares donde fuiste feliz porque todo lo que vivas allí ya no será suficiente. Yo este verano voy a volver a dos de esos sitios, de hecho en uno de estos lugares estuve la semana pasada. Lo pasé mal. Fue una noche muy rara, de sensaciones muy contradictorias. Sé que son momentos por los que hay que pasar pero no por ello dejan de ser duros. Además para completar el asunto una semana antes de ir allí volvimos a hablar por whatsapp. Era cosa de dos minutos pero se convirtieron en dos horas. Ella quería confirmar que no hubiera opción a un posible reencuentro. Se confirmó, lo confirmó. A pesar de ello siempre nuestra conversación tan agradable e inteligente. Hubo momentos de silencio y de lágrimas. Alegría por volver a saber de ella y pena profunda porque la cosa no saliera bien pero siempre tan encantadora...

Al otro sitio en el que fui tan feliz iré a mediados de agosto. Festival de verano. Buena música, camping, alcohol... pero su recuerdo, nuestro recuerdo de aquel verano. Será muy difícil. Y ya sé de antemano que lo será porque ayer mismo volví a refrescar uno de esos álbumes de uno de nuestros grupos preferidos que hacía tiempo que no escuchaba (casi siete meses). Creía que estaba preparado pero no. En plena piscina mis ojos se empezaron a inundar lentamente mientras sonaba Toros en la wii. Uy. Y de ahí mi cabeza viajó a mi coche durante ese verano de 2012 en el que ambos cantábamos la canción a gritos como auténticos quinceañeros. En resumen, una puta mierda. Y eso que este era el segundo intento. Hace como mes y medio volví a poner el cd en el coche y me duró tres canciones.

Son situaciones que hay que afrontar tarde o temprano, no puedo huir eternamente.