<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

Más

28 septiembre 2007
Después de leer los comentarios en mis últimas dos entradas creo que he dado una sensación que no es real. No estoy triste; no, no lo estoy. Recuerdo porque no tengo más remedio, pero eso no significa que el recuerdo sea triste. Triste fue mi recuerdo de 2006 cuando ella ya no estaba en mi vida y yo no dejaba de sufrir. En 2007 el recuerdo se ha tornado melancólico (como yo). En el futuro estoy seguro que me reiré de todo esto y recordaré FELIZ.

Algún día cambiaré y para entonces ya no seré un principito desencantado sino un principito ilusionado.

Etiquetas:

Los olvidados

27 septiembre 2007


En mi celda acolchada
tienen mi cabeza vendada,
me espera una sesión de electroshocks
para que recupere la razón.

En mi camisa de fuerza
escucho hablar tras la puerta.
Los medicos preparan la poción
es una dosis superior si por favor

Lo sé es horrible el sabor
pero ya verás te sentirás mejor.
Perdón, no me presente,
soy la paciente de la celda tres.


En la pista de baile
danzamos canciones en braile
aquí los locos lo pasamos bien
con un aguijon en nuestra sien.

Siento calambres hermosos
en mi sistema nervioso,
nada de esto me hace efecto ya,
ya que no consigo olvidar.

Dime porque estas aquí
que recuerdo quieres extinguir.
Te van a lobotimizar,
la enfermera empieza a conspirar.


No te puedo olvidar
lo siento no te puedo olvidar.
Aunque lo nuestro se acabó
brillará como una estrella que murió.

No te puedo olvidar
lo siento no te puedo olvidar.
Aunque lo nuestro se acabó
brillará como una estrella que murió.


Mentí, yo no te olvidé
y sé que esto me va a enloquecer.
Soy yo el intenso fulgor
que ya no ves porque alguien lo apagó.

No te puedo olvidar
lo siento no te puedo olvidar.
Aunque lo nuestro se acabó
brillará como una estrella que murió.

Etiquetas:

Aún recuerdo...

26 septiembre 2007
...aquel septiembre interminable de 2004, el día que la conocí, nuestras promesas, su cumpleaños, nuestra despedida, tantas y tantas cosas...

Etiquetas:

Chicas

25 septiembre 2007
Estos dos últimos días conocí a dos chicas.

La primera de ellas era la amiga de unas conocidas mías. No era de por aquí y había venido a pasar las fiestas de mi nueva ciudad. La chica se llamaba igual que amarillo e incluso eran similares físicamente. Alta, morena, simpática, con curvas y con un punto de malicia que me encanta. A pesar de tener pareja pasamos una noche de complicidad como antes no había tenido con nadie desde hacía mucho tiempo. Bailamos, jugueteamos, la llevé en brazos, bromeamos, nos perdimos por ahí... pero nada más, creo que ambos sabíamos donde estaba el límite y lo conservamos. Sin embargo, lo pasé genial con ella.

La segunda de las chicas responde al nombre de V. Lo de esta chica es curioso. Hemos pasado todo el verano cruzándonos por la calle a primera hora de la mañana cuando ambos íbamos a trabajar y siempre nos mirábamos sin decirnos nada. El pasado jueves, en un concierto multitudinario, pasó a mi lado y nuestras miradas se volvieron a cruzar. La conocí al instante pero me hice el loco porque es una chica bastante más joven que yo. Ella se paso a mi lado mirándome casi quince minutos hasta que al final se dirigió a hablar conmigo. Estuvimos charlando un ratillo y la chica parece maja. Me sorprendió las cosas que me contó sin conocerme de nada, parecía dolida. Al final me pidió el número de teléfono y ahí se quedó la cosa.

Mañana más cosas.

Etiquetas:

Ansiedad

22 septiembre 2007
Tengo mucho que escribir y poco tiempo para hacerlo. No paro en casa, unas veces por trabajo y otras por diversión. Espero que dentro de un par de días pueda contaros algo.

Tengo ansiedad por volver a escribir.

Etiquetas:

Sigo en construcción

20 septiembre 2007
Pues buscando buscando he encontrado esta plantilla que me gusta un poco más que la enterior. Aún no la he adaptado pero sigue el proceso.

Etiquetas:

Ayuda

18 septiembre 2007
Os pido ayuda. No he podido recuperar mi anterior plantilla y quiero hacerlo. Si alguien la encuentra hacédmelo saber en comentarios. Gracias.

De momento con esta voy tirando.

Etiquetas:

¿Qué pasa?

16 septiembre 2007
Después de currar dieciséis horas seguidas (y lo que me queda) llego a casa, visito mi blog y solo veo una página en blanco, como si alguien me hubiera borrado la plantilla. No sé qué ocurre. Si alguien sabe algo que me deje su consejo en comentarios.

Etiquetas:

Viaje

13 septiembre 2007
Volví a coger el autobús urbano, ese que tantas veces cogí en mis tiempos de universitario, ese que tantas veces cogí con ella. Como superstición me fui a otra parada distinta a la habitual como intentado evitar que todos esos recuerdos no se agolparan en mi mente. Subí. Había poca gente y silencio, mucho silencio. Algunos tenían caras comunes, otros caras más alegres y la inmensa mayoría expresiones tan aburridas como la mía. Así es la vida pensé.

Llegué a mi destino y se repitió lo mismo que hice tantas y tantas veces, bajé del autobús, crucé la autovía y entré en el centro comercial. Bajo mis andares distraídos mi mente no dejaba de pensar (recordar). ¡Qué duro es esto de volver a lugares donde has vivido tantas cosas! Quise salir de allí tan rápido como el objeto de mi visita me lo permitiera. Y así lo hice. Me puse las gafas de sol y volví a desandar el camino andado buscando esa vieja parada de la línea A. La gente se agolpaba tras la marquesina con bolsas de plástico no biodegradables, apuntes de alguna ingeniería agrónoma, cafeteras en oferta e incluso una tabla de planchar a estrenar. Yo, en cambio, solo llevaba un libro entre las manos, ya sabéis, Marina.

Llegó el urbano y subí de los primeros. Elegí mi sitio preferido, al lado de la ventanilla y sin asientos de frente. En el mismo momento en el que me senté tuve miles de flashbacks viniendo a mi mente, unos dulces, otros ácidos, otros amargos... demasiados sabores para un gesto insaboro. Apagué mi mp3, cogí el libro, lo abrí y comencé a (intentar) leerlo. Observé. Las caras eran similares a las del viaje de ida pero ahora las conversaciones discurrían sin parar. Qué tal tus hijos? Se casó el mayor? Cómo te fue el examen de Fitotecnia? He comprado un juego completo de sillas para el jardín por tan solo 225 euros. Poca cosa, la verdad. Suspiré y deseé salir de allí, de aquella estampa donde me veía yo a mi mismo tres años atrás, tres años antes de amarillo (después ya nada fue igual).

Llegamos a mi destino con tan solo dos párrafos consumidos de mi libro. Pensé que eran demasiados, sobre todo dadas las circunstancias. Bajé a la acera, me puse los cascos y di al play. Sidonie sonaba melancólico en el mp3. Buena banda sonora para este triste viaje.

Etiquetas: , ,

Marina

11 septiembre 2007
Esta tarde fui buscando un libro para regalar y escogí esta novela. La sinopsis me pareció tan interesante que decidí leerlo primero antes de ser regalado. Pues bien, son las 5:37 y acabo de terminar este libro que comencé a leer ayer sobre las diez de la noche. Nunca imaginé que el argumento me atraparía de esa manera pero así ha sido. Incluso me ha hecho soltar unas lágrimillas.


A veces dudo de mi memoria y mi pregunto si únicamente seré capaz de recordar lo que nunca sucedió.

Extracto de "Marina" de Carlos Ruiz Zafón.

Etiquetas: ,

Llamada extraña

10 septiembre 2007
Ayer noche recibí dos llamadas de un mismo número que no tengo en mi agenda. Mandé un mensaje preguntando quién era y de nuevo el móvil volvió a sonar. No lo cogí. Hoy nada, ni rastro.

Creo que el número corresponde a mi querida amarillo pero no puedo asegurarlo. No lo tengo ni lo quiero. Lo más probable es que alguien la comentara que estoy por aquí y sintiera curiosidad por saber qué es de mi vida. En fin. Lo mismo me da que me da lo mismo.

Etiquetas:

Futuro

09 septiembre 2007
Tenía muchas ganas de venir a mi ciudad, pasar unos días tranquilo y disfrutar de las fiestas. Reconozco que para el carácter pesimista y ligeramente alicaído que últimamente se me ha ido formando lo he pasado más o menos bien. De todas formas he estado pensando en todo lo que he vivido aquí estos días y creo que he llegado a un punto en el que me siento absolutamente desarraigado y no solo con la ciudad sino también con la gente. Si me lo dicen hace unos años no me lo hubiera creído pero así es.

Nunca se puede decir de este agua no beberé pero creo que no viviré aquí en el futuro o al menos a día de hoy lo veo muy difícil.

Etiquetas: ,

Cada dos minutos

07 septiembre 2007


Escuchar, pensar y recordar... a veces tan doloroso, a veces tan amargo...

Etiquetas:

Juntando la noche con el día

06 septiembre 2007
Llevo unos cuantos días en los que llego a casa con los rayos del sol, la camiseta arrugada y el pelo alborotado. Y eso sin ni siquiera tener unos labios a quien besar, solo por puro vicio y necesidad de disfrutar de unas fiestas y unas vacaciones que me gustaría disfrutar de otra manera, con tranquilidad y buena compañía.

En estos días he conocido a Estrella, María, Carla, Eugenia, Judith, Estefanía y Marta, quizás alguna más pero poco importa. Con ninguna he pasado de cruzar unas cuantas palabras, alguna risa o alguna foto robada. ¿Ninguna me interesaba o realmente me interesaban todas? No lo sé. Tampoco me preocupé en conocerlas, mi interés en encontrar mi alter ego femenino aquí es casi nulo, no tendría sentido. Pero... y si...

Hoy, otro amanecer.

Etiquetas:

Diálogo

02 septiembre 2007
- Oye, tú tienes un blog?
- Cuál?
- Que si tienes un blog?
- Un blog? Qué es eso?

Etiquetas: