<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

Esta vez... A

06 febrero 2010
Sábado 30 de enero 5.10 horas.

Ya casi cerrando la disco me cruzo con una chica diferente. Lleva vestido estampado, tela fina, colores claros, escote generoso y tirante del sujetador a medio caer. Debajo, medias negras y botas hasta las rodillas. Me gusta su look. Nos miramos, sonreímos y nos volvemos a mirar. Se acerca a mí, hablamos y a los cinco minutos estamos besándonos. Me dice que soy un chico fácil. Tiene razón. Después de media hora de intercambio de impresiones me da su teléfono sin yo pedírselo. Directa y sincera. Se despide con un llámame mañana.

Lunes 1 de febrero 20.30 horas.

Después de mi llamada del domingo volvemos a quedar. Es un momento complicado porque hay que confirmar las expectativas del sábado noche. Llega guapísima aunque con los labios repintados. A los dos minutos se siente ridícula y se quita el brillo con una servilleta. Es guapa y muy atractiva. Lleva leggings negros y camiseta larga ajustada. Hablamos de nosotros, nos ponemos al día y nos caemos bien. Vamos a cenar y la llevo a casa en el coche. Beso y a dormir.

Viernes 5 de febrero 21.30 horas.

La invito a cenar a mi casa. Viene muy guapa, vaqueros bajos, las botas del otro día y camiseta blanca ajustadísima. De menú sepia a la plancha y una botella de vino. Vemos una película mientras hablamos de todo. Entre escena y escena nos besamos, seguimos hablando y nos seguimos besando. Pasamos de la peli y del salón a mi cama. Allí ya damos rienda suelta a toda nuestra pasión. Estuvo bien, muy bien. Después la acerqué a casa. Maldito trabajo. Beso y mañana nos vemos.

Continuará.

Etiquetas: , ,