<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

Cuánto tiempo!!!

27 noviembre 2008
Ufff no he podido actualizar en días... Estoy bien gracias, sigo vivo, lo que pasa que el trabajo no me dejaba tiempo de nada. Bueno, el trabajo y una niña que he conocido que responde al nombre de T. Es muy guapa, inteligente, simpática y super maja aunque algo pijilla y jovencita, tan solo veintidós años, aunque esto último es lo que menos me importa. La conocí a finales de octubre un sábado por ahí, como a todas. Me fijé en su vestido y en su aire despreocupado. Nos presentó una amiga, intercambiamos el teléfono, quedamos un día entre semana y al sábado siguiente ya se vino a dormir conmigo. Así hasta hoy que incluso tengo su pijama en mi casa. Con ella he pasado todos estos días, incluido el maldito once de noviembre, uno de esos que tengo marcados en rojo en el calendario, y con ella también he compartido muchas de estas noches que antes eran de soledad. Me gusta.

Todo bien hasta aquí. Esta última semana parece que se ha enfriado un poco la cosa, quiero creer que se debe a mis difíciles turnos de trabajo y a que ella ha estado un poco malita. No lo sé. Además la próxima semana tengo que ir a mi ciudad después de más de dos meses sin pasar por allí. Hay que saludar a la familia y más aún cuando no creo que los vea en todas las navidades. Es duro pero es así. En fin. Os seguiré contando y espero no hacerlo con tanto retraso.

Etiquetas: ,