<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

Pasando el verano

30 julio 2009
E volvió a aparecer pero como ella solo sabe hacerlo, de esa manera tan irregular y desordenada que tiene a la hora de expresar sus sentimientos. Primero me mandó un sms diciédome que quizás se precipitó a la hora de volver con su ex, después desapareció durante unos días para volver a llamarme después de una noche sola en urgencias y por último, de nuevo, después de unos días, volvimos a encontrarnos para decirme que me llamaría para vernos. Así hasta hoy.

Y nos encontramos porque en un afán de aburriminto supino se me ocurrió irme a pasar un fin de semana, el pasado, a mi ciudad natal. Y en una vuelta de tuerca más se me ocurrió que se viniera conmigo M, aquella de la que me enamoré y con la que me voy de viaje de vez en cuando. Que por si no fuera poco también está llorosa y deprimida porque su chico la ha dejado. Y ya para rematar, el domingo, cuando volvíamos a casa después de cenar por ahí, nos cruzamos con E y su ex, que ahora ya no es ex, y que me miró con cara de odio.

Después de esto, que no es poco, E me escribió a los dos días diciéndome que la pareció mal que no la saludará pero, qué quería que hiciera? Que me parara a preguntarles que qué tal todo cuando ha estado llorando más de dos meses por ese gilipollas? Pues sinceramente, no.

Etiquetas: ,

Premio


Cristina Poulain me ha otorgado este premio. Se podría decir que oscuro no soy pero sí algo pesimista. No me gusta ser así pero el tiempo y las circunstancias me han hecho tener este sentimiento derrotista y taciturno. Hago todo lo posible por cambiar pero hasta ahora no lo he conseguido. Quién sabe, puede que un día...

Las normas son las siguientes:

1- Nombrar el blog que te lo otorga:
Hecho.

2- Comenta tu lado oscuro (ya sea pensamiento actitudes etc..):
Hecho.

3- Otorgar el premio a 4 blogs más:
No seré yo el que ponga en un compromiso a cuatro de vosotros. El que quiera que lo tome prestado.

Etiquetas: ,

El incendio

16 julio 2009

cuatro años intentando prenderme fuego

Etiquetas: ,

Algo sobre E

14 julio 2009
Hace mucho que debí contar esta historia pero como no era algo que me afectara directamente creía que era mejor guardármelo. Lo voy a resumir sin entrar en muchos detalles, por lo menos en detalles que a mí no me corresponden.

Se podría decir que en los últimos dos meses he sido el paño de lágrimas de mi amiga E. Sin venir a cuento, una tarde de mediados de mayo, su novio la dejó y ella entró en un pozo sin fondo en el que no encontraba salida. Ante este estado me volqué con ella y ella conmigo. La quiero mucho y no iba a dejarla sola en esto. La visitaba (vive en otra ciudad), hablábamos casi a diario, mensajes, etc...

La pasada semana iba a venir a verme. Desde hace más de un mes, ambos hablamos que lo mejor que podía hacer para que desconectara, se relajara un poco y no se sintiera sola era que viniera a mi ciudad y pasáramos unos días juntos. Incluso había pedido un par de días en el trabajo para irnos a la playa. Hasta aquí todo bien. Vino por fin el pasado miércoles y ese mismo día por la noche me dijo que había decidido volver con su ex. Le comenté si estaba segura de ello o si lo había pensado tranquilamente y me contestó que no, que era lo que quería y que lo pensó solamente durante medio minuto. Por unas causas u otras al día siguiente se fue, no sé si por obligación o por devoción, pero así lo hizo. Y por eso di con mis huesos en San Fermín, no por otra razón.

Desde ese día tan solo hemos cruzado dos mensajes. Y me duele, me duele mucho. Sé que ahora que él ha vuelto no puede estar pendiente de mí pero tampoco que me olvide tan fácilmente cuando hasta hace cuatro días era yo el que escuchaba sus lágrimas al otro lado del teléfono. Entiendo que guarde las distancias lógicas pero no hasta ese punto.

Por qué cuento esto? Pues porque ayer cuando me fui a meter en la cama encontré un peluche debajo de mi almohada con un gracias gigante en el pecho. El detalle me dejó algo tocado, quizás demasiado...



Etiquetas: ,

Cerrado por San Fermín

09 julio 2009

Etiquetas:

Distintas historias, mismo final

08 julio 2009
Historia 1

Hace dos fines de semana me encontré con mi amiga R, esa que me rechazó para poco después pedirme hasta matrimonio. Pues bien el viernes hablé con ella de manera normal, de lo de siempre, de nosotros. Somos, ambos, un poco monotema; y todo para llegar siempre a la misma conclusión, o la prometo una relación seria o ella no me promete una noche loca. Aún así hay mucha tensión sexual entre nosotros. Nos despedimos sin más.

Al día siguiente la vi a media noche. Vino a saludarme algo entusiasmada. Raro, raro pensé. Ya antes de ir a la discoteca recibo un sms ping en mi móvil. Era de ella. Me decía que sus amigas se iban a casa y que ella también. Por supuesto, no hacía ni falta decir que estaba deseando que la llamara para decirla que viniera conmigo como así fue. No me daba muy buena espina la cosa ya que la última vez que acabamos juntos no me dejó besarla. Pero esta noche era diferente. Fuimos a pedir y me preguntó si esa tarde había pensado un poco en ella. La pregunta me pilló un poco desprevenido pero la dije que sí, aunque más que la tarde fue la noche pasada cuando me fui con todo el cabreo para casa. A medida que hablabámos la cosa se iba caldeando, como casi siempre, aunque desde luego, ella nunca había llegado hasta ese límite. Se abalanzó sobre mí y conseguí evitar besarla, a pesar de que era lo que más deseaba en ese momento. Le pregunté que por qué ahora, que qué había cambiado y me contestó que no lo sabía (¿alguien entiende algo?). Después de esta respuesta y ante el temor de su arrepentimiento decidí optar por lo más fácil y caer de una vez por todas en la tentación.

Para ser la primera noche que pasamos juntos no es muy romántico decir que se nos hizo de día en un portal. Dió la maldita casualidad que mis amigos de mi ciudad natal vinieron a mi casa a pasar el finde y tuvimos que recurrir a las típicas técnicas adolescentes. Y del portal al taxi y de allí cada uno a su casa. La noche loca ya ha pasado, lo de la relación seria lo veo un poco más difícil.

Historia 2

Este finde vino mi amiga R, la de aquella nochebuena, a verme desde mi ciudad natal. La R de allí se diferencia de la de aquí en que ésta siempre ha tenido claro nuestra amistad y en ocasiones puntuales algo de sexo. La cosa estuvo bien, siempre manteniendo nuestra amistad delante de nuestros amigos y luego deshaciendo la cama por las noches. Ambos sabíamos lo que queríamos, lo hemos tenido y lo hemos disfrutado.

Etiquetas: , ,