<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

Amarillo siempre lo consigue

31 enero 2007
Y es que a pesar de estar ya olvidada siempre consigue hacerme pensar. La tía sabe cómo hacerlo y cómo buscarme las cosquillas. Ya no cuela el mensajito para ver qué tal estoy, no tiene sentido, y menos aún después de dos meses sin saber nada de ella y con navidades de por medio incluidas. Además la dije bien clarito que no quería volver a saber nada de ella pero de nuevo apareció. Siempre actúa de la misma manera. Lo hace para auto compadecerse de sí misma y para darme cuenta de lo mucho que sufre... venga ya!!!

Al final la contesté esta mañana. Sin grandes excesos la dejé claro que no quiero que me escriba ni que me llame, que estoy muy bien aquí y que la deseo suerte. Escueto pero claro.

Odio ese color.

Día rarito

30 enero 2007
La cosa comenzó al filo de las dos de la tarde que es cuando sonó mi despertador. Esta semana voy de tarde y como no tengo demasiado que hacer y tenía que recuperar horas de sueño pendientes decidí quedarme en la cama hasta que me aburriese. Me levanté, miré mi móvil y dos mensajes de dos viejas amigas; una era Y, melosa al mismo tiempo que enredadora y la otra R, la chica con la que pasé la nochebuena. Las dos dicen que a ver cuando nos vemos. De momento no me apetece mucho.

Después de desayunar (a la hora de comer) me crucé con M. Un par de sonrisillas cómplices y poco más, no había tiempo. Me llamó el viernes y estuvimos casi una hora al teléfono riéndonos un buen rato. Conectamos muy bien y yo estoy por la labor, ella no lo sé, unos días parece que sí, otros parece que no. Demasiado voluble. La borré de la lista pero he vuelto a escribir su nombre de nuevo, a ver cuanto me dura.

Salgo de trabajar y más actividad en mi móvil. Un par de llamadas de mi amiga cántabra. Tengo una historia particular con esta chica desde el verano de 2002. Hemos sido amigos, enemigos, amigos con derecho, desconocidos... de todo. Ella quiere venir este finde a pasarlo conmigo. Lo más seguro es que la diga que no.

También tenía un mensaje de R. Poca sustancia la verdad, pero no importa demasiado. Habló con ella cada noche de mil cosas y siempre consigue hacerme sonreír. A ver si un día de estos sonreímos juntos y no a través de una pantalla de ordenador.

Y por último, tachán, tachán... un mensaje de "amarillo", mi ex novia para los no entendidos. Ya me lo tomo a cachondeo. Ha sido escribir algo de ella y ha vuelto a aparecer después de dos meses justos. Por supuesto que ella no tiene ni idea de la dirección de este blog pero me ha hecho gracia que hayamos coincidido. La conozco y sé que me escribe porque no está bien, siempre lo hace. Cambió de móvil y la dije que no quería conocer su nuevo número, que no se molestase ni en llamarme ni en escribirme. Bien, ha durado dos meses. Mensaje muy soso o mensaje ping como los llamo yo, de esos que no dicen nada pero que en el fondo llevan algo intrínseco y que necesariamente necesitan de una respuesta o mensaje pong.

A estas horas, mientras hablo y sonrío con R vía messenger, aún no he contestado a ninguna y no creo que lo haga.

Hace un año

29 enero 2007
Hoy estuve con ella. No quise llorar pero al final me derrumbé. Ya me lo imaginaba. De todas formas me duele menos derrumbarme delante de ella que cuando lo hago solo en casa. Ahora mismo me encuentro en un pozo sin fondo del cual no sé cómo salir.

La vi y me quede prendado. No iba ni tan siquiera arreglada pero estaba bellísima, tan guapa... Ella no hace mas que repetir que ella y yo ya no podemos estar juntos pero sé que intenta protegerse negándome. La conozco lo suficiente como para saber que es una actitud de defensa. Esto mismo ya paso antes de que empezáramos a salir juntos pero aquella vez retrocedió sobre sus pasos y volvió a buscarme. Quizás ahora desearía que nunca lo hubiera hecho, nos hubiéramos librado de tanto dolor, de tantas lágrimas. O quizás no, porque a pesar de estar sufriendo tanto en la actualidad, pasé los momentos más bellos de mi vida hasta ahora. ¿Recuerdas esos seis días en Portugal mi niña? Fue y es todo para mí. Pero ya no se atreve, tiene miedo, no quiere volver a intentarlo, no quiere volver a sufrir, vuelve a ser ese "amarillo" descolorido que nunca llegué a conocer, esa rapariga que ella misma había desterrado de su vida, ahora ha vuelto y lo ha hecho para quedarse. Una lástima que el verdadero "amarillo" se perdiera, aquel que yo conocí, aquel por el que perdí (pierdo) la cabeza...

Sé que tengo que dejarlo ya, que tengo que dejar de pensar en ella pero es imposible. Espero acabar este año mis estudios y huir, es mi única salida, quiero irme de aquí, no hay nada que me retenga en esta ciudad y verla es volver a temblar, volver a sentir mariposas en el estomago, volver a sufrir por no tenerla, volver a llorar... Mientras, me muero de amor.

Un beso. Te quiere "principito".


Esto escribí hace un año. Ahora ella está olvidada, o más bien mi sentimiento por ella que es algo diferente. Ya no la quiero pero eso no significa que no la recuerde. A veces me vienen ráfagas de recuerdos incontrolables, unas veces buenos, otras malos pero nada más, no tengo miedo de volver a verla al doblar una esquina.

Me vuelvo a leer y mis ojos se humedecen. Se perdió tanto amor...

Asustado

28 enero 2007
Por qué? Muy sencillo. El viernes que viene cumplo mis dos primeros meses en el trabajo y no está nada clara mi continuidad. Nos han comentado que están haciendo entrevistas y la cosa no tiene buena pinta. Me jodería muy mucho que me echaran. Es un trabajo que me gusta y que estaba esperando hace tiempo. Además ya estoy instalado y completamente a gusto. No quiero irme por favor.

Vivir

25 enero 2007
Hoy, mientras estaba en la ducha, pensé en todo lo que pasé el año pasado por estas fechas, en las muchas lágrimas que derrame y en lo hundido que me encontraba. Pensé también en ella, si sufrirá o si quizás por fin ha encontrado su felicidad, si pensará en mí, si se arrepentirá... Supongo que serán cuestiones que me preguntaré toda mi vida. Da igual. Apagué el grifo de la ducha y esboce una sonrisa.

La vida da muchas vueltas, hoy estas aquí y mañana estas allí, hoy estás arriba y mañana estás abajo. Nunca se sabe dónde acabarás. Ahora no pienso, solo me dedico a vivir. Sí, eso es lo que hago. Sé que no tiene mucho mérito pero creo que de una vez por todas he salido de toda esa amargura y frustración. Una vez ya en tierra de nadie, estoy ansioso por ver qué hay más allá.

Vaya lunes

23 enero 2007
Después de pasarme un fin de semana entero trabajando, hoy lunes, he salido de casa a las 9.45 de la mañana y he entrado por la puerta a las 23.55 de la noche, casi nada. Y encima aquí estoy, haciendo lavadoras, cama, afeitado, etc... y aún me queda cambiar sábanas, otra lavadora más, la compra y la plancha que es lo peor con diferencia. Y mañana de nuevo a madrugar. Me agobio. Para colmo, la señorita M, esa chica de la que he hablado los últimos días y con la que he compartido algo más que palabras, ha protagonizado delante de mí una friki discusión vía móvil con algo que tiene por ahí. Hubo momento a solas pero fue bastante frío por parte de ambos.

Borrada de la lista.

Volví a estar con ella

22 enero 2007
El jueves la comí a besos. No fue gran cosa. Se rompió la magia de la primera vez y todo fue más previsible. Me gusta y me da miedo, creo que en ocasiones soy demasiado iluso...

Mañana la veo y espero tener un momento con ella a solas. Os lo contaré.

De nuevo en mi ciudad

17 enero 2007
Vine el lunes por la mañana. Después de los reencuentros y las típicas muestras de cariño de familiares, amigos, etc... te das cuenta de que todo sigue igual. La misma gente, las mismas calles, las mismas miradas... Estoy aquí hasta mañana. Menos mal. Me iba a volver el viernes pero entre salir el jueves aquí con mis amigos y salir en "mi nueva ciudad" con mis nuev@s amigos prefiero probar allí donde todo aún es novedad. Quizás dentro de unos meses sienta la misma monotonía aburrida en ambas ciudades pero espero que no. Además hay una chica con la que quizás comparta mi cama, qué mas puedo pedir?

Pensamientos

14 enero 2007
Lleva casi dos días en los que no ha podido quitársela de la cabeza. No sabe si lo hace por cómo ocurrió o si fue ella realmente la que abrió una vía de agua en su corazón. Él cree que ella es la culpable. La forma en que ocurrió fue original pero nada que antes ya no le hubiera pasado. Se podría decir que ha llegado a este proceso.

Pero, cómo una persona a la que apenas conoce puede llegar a echarla tanto de menos? No lo sabe. Lo que sí sabe es que se trata de su tipo de chica, de eso no hay duda. Carácter desinhibido, habladora, noble, detallista, observadora, graciosa, bondadosa, simpática, pelín romántica y algo payasa... en definitiva, auténtica. Sin embargo, tiene miedo. Sabe que el encanto inicial puede ser tan duradero como fugaz. Así empezó con sus dos últimas chicas y al final alguien sufre. No quiere eso y menos con ella. Aún así es la culpable de que vuelva a nacer una ilusión. La solución, el jueves, para bien o para mal... (tengo ganas de que llegue)

Buenas sensaciones

13 enero 2007
No sabe como paso. Salió con las esperanzas de no dormir solo aunque nunca pensó que fuera a ser ella. Nada más comenzar la noche el azar quiso juntarles, y casi sin querer intercambiaron risas, comentarios y algún tímido abrazo. Había algo y ambos lo sabían. Sus ojos se buscaban con la mirada en cada uno de los lugares que compartían.

Al final de la noche y después de "esquivar" a algunos de sus compañeros de trabajo con mil y una excusas, ella decidió subir a su casa. Casi sin darse cuenta allí estaba ella, tumbada en su cama y con ganas de besarla sin parar. Al principio hubo algo de timidez, después una confianza extraña y finalmente acabaron besándose con ganas, con muchas ganas. Muchas horas previas de deseo contenido a sus espaldas. Él la preguntó si hubiera imaginado que iban a acabar así la noche y ella le contestó las cosas no se planean, surgen. Buena frase y mejor momento. Él quiso compartir esa noche con ella pero lamentablemente no pudo ser.

Al día siguiente, como si de una moderna cenicienta se tratara, se olvido uno de sus pendientes en la almohada. Se lo devolverá pero la pedirá algo a cambio: una noche, tan solo una noche.

El viajero del tiempo

11 enero 2007
La vio pasar, fue difícil acertar su suerte.
A su pesar no fue fácil preguntar quién era.

Fue confuso el despertar, no recuerda la verdad.
Se olvidó que hubo un amor, y lo tiene que encon...
y lo tiene que encontrar.

Se marchará y en su busca partirá hacia un buen fin.
Se cruzarán y de largo pasarán, es triste así.

Sin equipaje, sin dirección, sin compañía, sin solución.
En los planes algo falló, todo ha sido un grave...
todo ha sido un grave error.

Para partir ...

Una luz le despertó y a su lado apareció.
En el cielo juntos los dos, ahora suena su can ...
ahora suena su can...
ahora suena su canción.


Le puede pasar a cualquiera

08 enero 2007
Un día cualquiera en una ciudad cualquiera...

Principito: - hola, perdona... me han dicho que hay un centro de salud por aquí, me podrías decir por dónde se encuentra?
Ella: - sí, está a cinco minutos de aquí, yo voy para allá, si quieres me acompañas y te llevo.
Principito: - vale.
Ella: - y qué te pasa, estás enfermo?
Principito: - sí, estoy algo acatarrado y me habían dicho que había un ambulatorio por aquí y lo estaba buscando...
Ella: - yo no soy de aquí, soy de Brasil, pero sé donde está.
Principito: - yo tampoco soy de aquí.
Ella: - de dónde eres?
Principito: - de ......... pero "eu falo un bocadinho de portugués".
Ella: - "mas el portugués non é igual que brasileiro". Por qué hablas portugués?
Principito: - estuve viviendo en Portugal durante cinco meses, estudiando...
Ella: - ahhh... y qué haces aquí?
Principito: - estoy trabajando.
Ella: - dónde trabajas?
Principito: - en .........
Ella: - eso es como de profesor?
Principito: - mmmm... sí más o menos... parecido.
Ella: - yo también soy profesora.
Principito: - ah si? de qué?
Ella: - soy profesora del sexo. Trabajo en un piso aquí al lado del ambulatorio. Si quieres te doy mi número y quedamos un día, pero ahora no que estás malito, cuando te pongas bueno...
Principito (cara de sorprendido): - ahhh...
Ella: - por qué me miras así?
Principito: - por nada. Es eso el ambulatorio?
Ella: - sí, eso es.
Principito: - pues muchas gracias. Adiós.
Ella: - hasta luego cariño.

Estos días

02 enero 2007
En estas fechas me ha venido a la memoria algunos recuerdos del año pasado. Aunque intento olvidarlo supongo que es algo inevitable. Fueron momentos duros que por suerte están ya aparcados en lo más remoto de mi memoria.

Por lo demás mucho trabajo. A pesar de todo no me quejo, al fin y al cabo esto es lo que quería y me encuentro bastante bien. Este mes solo trabajo los fines de semana así que tendré unos cuantos días para volverme a mi ciudad aunque cada vez me dan menos ganas de volver. Lo peor, o más bien, lo menos malo, es que se hace un poco cuesta arriba el conocer a tan poca gente pero pienso que es solo cuestión de tiempo. Todo irá a mejor.

Contrastes

Contraste entre la nochebuena y la nochevieja. Entre una nochebuena en la que dormí abrazado a alguien y una nochevieja en la que estuve solo, muy solo. Cosas del trabajo. Espero que la de este año sea mucho mejor (a poco).

Feliz año a todos.