<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

Señorita imperdible

17 diciembre 2011
Desde hace unos meses he descubierto a alguien. Nuestra historia es rara. San Fermín un día cualquiera. Hablas con unos, con otros, bromeas, bailas, bebes un poco y de vez en cuando te sacas alguna foto. En una de esas fotos sale una chica que me da su correo electrónico, quiere que se la mande. Se la envío e incluso la etiqueto en facebook. Pasa el verano. Acabando septiembre, un día, alguien me abre una ventana en el chat. Era ella. Hablamos. Al día siguiente volvemos a hablar, y al siguiente, y al otro. Y así hasta hoy. Al cabo de un tiempo nos dimos el móvil e incluso hemos hablado en alguna ocasión, la última hace un rato.

Hoy en día somos amigos, muy amigos. A pesar de no habernos visto en persona hablamos casi a diario y creo que me conoce mejor que amigos míos de toda la vida. Se trata de una chica guapa, inteligente, sensible y con mucho sentido del humor. Es increíble cómo a veces la vida puede sorprenderte conociendo a gente tan interesante y que merece tanto la pena. Sé que lo de señorita imperdible le va a sentar fatal pero espero que todo lo dicho anteriormente compense su enfado.

Etiquetas: ,