<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

20/10/06 Educación sexual

El sábado pasado tuve una conversación de lo más extraña con dos chicos de 19 y 20 años. Resulta que fui a pedir algo a la barra y estos chicos me quisieron invitar a un chupito. Rechacé la invitación pero mientras esperaba, la charla acabó con el chaval de 19 años enseñándome una foto de su hijo de dos años y de su madre. Me quedé con la boca abierta. Mientras tanto su amigo entre risas no sabía más que decir: "-la mangó tio, el calentón y la mangó-". Les seguí un poco la corriente hasta que me sirvieron la copa y me fui.

No quiero ser la moral de nadie pero realmente no me parece un tema gracioso. Traer a un niño a este mundo tiene ciertas responsabilidades y me parece un tema muy serio. Yo que estoy "algo" metido dentro del mundo de la educación creo que es un problema de base , uno de esos temas transversales que trata el currículo y que tan olvidados se encuentran. Y ya no sólo hablo de embarazos no deseados sino de enfermedades de transmisión sexual.
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »

» Publicar un comentario