<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

Año penoso

Y llego al último día de 2013 igual que llegué al último de 2012, agobiado, culpable, triste, desilusionado, con mucha ansiedad y con poca ilusión. Doce meses y en el mismo punto que hace un año. Con las mismas ganas de hablar contigo que desde el primer día que escuché tu voz. Con el mismo miedo que hace ahora año y medio. Y lloro de nuevo.

No salgo del agujero. Llevo todas las navidades dudando en si llamarte o no hacerlo. Soy poco fiable y demasiado dubitativo. Si no te llamo es porque ni yo mismo estoy seguro de lo que quiero. El miedo, el puto miedo me paraliza. Miedo a qué? Ni yo mismo lo sé. Miedo a hacerte más daño, a hacérmelo yo, a volver a tener tardes de lágrimas, a volver a dudar, a la distancia, al compromiso... Es que ni yo mismo sé qué viste en mí con toda la mierda que tengo dentro.

Todo eso es lo que me hace caer, a nivel emocional soy un desastre, un inmaduro, ni siquiera haber buscado ayuda me ha ayudado. No me gusta esa parte de mí, no me gusta nada, la odio. Soy sensible y cariñoso pero demasiado calculador, mecánico, analítico... y las emociones y los sentimientos no se pueden medir. Me preocupo mucho por el qué pasará y mientras me voy perdiendo el ahora. Solo cuando me dejé llevar fui feliz, y sabes que fui feliz contigo. Qué ganas de que acabe esta puta navidad. 

Que el próximo 2014 seáis muy felices. Lo mío es fácil de superar.
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »

Blogger Xiluso

La vida se compone de tres tiempos el pasado, el presente y el futuro.
El pasado hecho esta, el presente es ideal para revolcarse en la suciedad de nuestros fracasos. Pero el futuro es el ideal para lavarse y con un poco de colonia y jabon puede ser que huela hasta bien    



Blogger Llir entre cards

Tal vez no debería, pero creo que debo contestarte. ¿Qué es lo que vi en ti? Pues es fácil de responder, aunque hasta hace poco no sabía verbalizarlo:
Me gusta como soy cuando he estado contigo.

No te revuelques en ninguna suciedad de nada. Ni futuro ni pasado; intenta disfrutar lo que puedas del presente, no te agobies ni te eches pesos de culpa que no van a ninguna parte, no quiero que los tengas, de verdad.

Un abrazo.    



Blogger San Marcos

Hola, al leer tu blog sentí la necesidad de darte una palabras de aliento, sabes en el mundo competitivo en que nos encontramos nos damos cuenta que para triunfar en la vida se hace necesario tener la fortaleza suficientepara pder mantenerse equilibrado emocionalmente a pesar de todas las circunstancias que puedan afectarnos. por ello es necesario, muy necesario conocerse y dominarse, en otras palabras saber como es nuestro mundo psiquico, para poder desarrollar nuestra personalidad.
Buena Suerte!    



» Publicar un comentario