<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

01/04/06 Una noche más

Ayer lo pase bien, mejor de lo esperado. Me puse como un pincel con zapatitos y camisina, para foto. Era lógico, mis excompis son pelín pijillas y tampoco era cuestión de ir todo tirado. Además no íbamos a frecuentar ni uno solo de los bares canallas que tanto me gustan así que un día al año no hace daño. Si me llega a ver mi madre se emociona.

Al principio hubo cierto marujeo típico de estas quedadas en las que en un ratito intentamos ponernos todos al día. Después llegaron las copas y las risas. Cabe destacar mi conversación con ricitos, creo que la más insulsa de todas las que hemos tenido desde que la conozco. Cuando no la conocía me parecía frívola, ahora sé que no lo es, pero ayer me lo pareció y mucho. Se rió de mi camisa pero ella llevaba una falda "del oeste" que daba miedo. En fin.

Al final quedamos todos tan satisfechos que hablamos de quedar al menos un viernes al mes. Estaría bien, por lo menos así cambio un poco de ambiente. Esperemos que la promesa no quede en agua de borrajas.
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »

» Publicar un comentario