<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

13/02/06 Sábado y domingo

El sábado estuvo divertido. Lo pasé realmente bien y sin hacer nada del otro mundo. Salí con mi amigo "J" y después de unos cortitos y unos calimochos a media noche fuimos a ver a nuestra amiga "D". Trabaja de camarera en un bar de moda. Se la ve cómoda detrás de la barra y además estaba muy guapa. Allí estuvimos un ratito con ella alegrándola la noche. Seguimos con la ruta canalla habitual y al final a la disco. Me sentí muy observado. Estuve hablando con una muchacha de un pueblo cercano que me conocía por medio de mi amiga "la banquera". Os debo esta historia. Es un poco subida de tono pero merece la pena. Por allí apareció "manos mágicas" y me convenció para que la acompañara a casa. Es una antigua compañera de pupitre. Aprovechamos el trayecto compartiendo recuerdos y anécdotas. Muy maja. Tiene unos ricitos...

El domingo me levanté con el tiempo justo para comer e irme a desahogarme un rato. Después de dos horas de emociones intensas y deportes arriesgados tenía una cocacola pendiente con "D". Estuvimos un buen rato charlando y como siempre genial, muy simpática. Cuando estamos juntos el tiempo pasa demasiado deprisa. Ella es una de las culpables de que haya vuelto mi sonrisa. La debo un post.

Ese ha sido mi finde. Tranquilo, divertido, arriesgado y entretenido a la vez.
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »

» Publicar un comentario