<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

Otra vez haciendo maletas

Es lo que tiene trabajar en una ciudad diferente a la que me crié. De nuevo disfrutaré de una nueva semana de vacaciones y volveré a mi casa. Confieso que de todas las veces que fui, ésta es en la que menos ganas tengo de volver ya que últimamente me sentía muy cómodo aquí pero no queda más remedio. Además allí son fiestas y mi madre me reclama, tampoco será tan malo, pienso yo.

Lo que sí empieza a desgastarme es el hecho de hacer y deshacer maletas. Me aburre y me estresa. Me gustaría no tener esta doble vida y poder quedarme en un sitio fijo para siempre pero de momento es difícil. Cuando vuelvo, a veces, con mis amigos, me siento como fuera de lugar, ellos me aceptan y me quieren por igual pero irremediablemente me he perdido cosas y hay momentos en los que río sin saber muy bien por qué lo hago. La misma sensación pasa con mis amigos de aquí.

A veces me dice mi madre medio en serio medio en broma que a ver si me echo novia y yo la digo sí, pero de qué ciudad? De todas formas la ciudad es lo de menos, lo de más es lo otro.

Etiquetas:

| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »

Blogger Adise

Sí debe ser un poco molesto, sí, pero ahora serás todo un experto haciendo y deshaciendo maletas. Yo también hago muchas (no tantas como me gustaría) y ya tengo una velocidad...vamos, que en tres minutos te hago la maleta si quieres.

Intenta disfrutar de tu tierra y enterarte de por qué te ríes. Mira esos momentos como 'qué bien, los sigo teniendo' y no como 'qué pena, ya no les conozco'. No sé si me explico...

Un besote!    



Blogger BELMAR

somos " errantes "...    



Blogger Chica Simple

Si al final has decidido ir, pués a pasarlo bien. Total los cambios de aire siempre sientan bien.    



Anonymous MarkesaMerteuil

Cómo me reconozco en cada maleta hecha y deshecha... en cada conversación en la que te sientes perdido, en ese no saber muy bien a dónde perteneces... Pero trotar, a fin de cuentas, es lo que nos ha convertido en lo que somos... Y al menos sabemos que si acudimos, no nos arrepentiremos de no haber aprovechado el tiempo con esas gentes que tanto merecen nuestro afecto... aunque a veces no sepamos cómo expresarlo.    



Blogger Aran

Piensa que tienes la suerte de tener amigos en ambos sitios, amigos, que como tú dices, te siguen queriendo. No te sientas fuera de lugar, intenta integrarte,hablarde cosas en las que te sientas cómodo... intenta vivir el presente porque el pasado nunca va a volver. A veces nos ponemos tristes pensando en que quisieramos volver a determinadas épocas en vez de hacer que las futuras sean mejores.
Ánimo, eres muy afortunado por tener tanta gente que te quiere.
Un besito    



Blogger desconocida

Entiendo como te sientes... ir y venir, y volver a salir, hacer maletas, deshacerlas... y aún así no sentirse de verdad perteneciente a un sitio. No me pasa en la vida real, pero sí en la imaginaria.

Solo intenta disfrutar de los cambios a veces tan necesarios y no quedarte parado pensando.

Mucho ánimo, ya verás como lo pasas bien.

Un beso principito (des)encantado    



Blogger METIS

como dicen siempre, "haz caso a tu madre". las maletas son lo de menos,yo las haria y desharia cada dia si fuera necesario y asi lo mandara mi corazon.

por tanto tiempo te vas?


besos    



Blogger adictaacruzarenrojo

Es geníal eso de colarse un poquito en tu diario personal, fuera adornos, fuera literaturas con vueltas y vueltas... es acercarse un poco mas y dejar disfraces para carnavales no crees???
A mi mi madre me dice lo contrario... tu hija, no te eches novio...disfruta disfruta...jajajaja (cosas de madres...)
Un beso rojo sin maletas    



Anonymous Almudena

Pues no te preocupes. Eso mismo me pasó a mi cuando me fui a estudiar a otra ciudad distinta de donde vivía con mis padres. Yo cambié y mis amigos también cambiaron. Si notas ciertas cosas en la relación con tus amigos es porque tú también estás cambiando. Cualquier tipo de cambio siempre es bueno. Y es verdad que ahora tienes amigos en dos ciudades. Tanto si estás con ellos como si no. En cuanto a lo de la novia llegará cuando tenga que llegar. Como todo.    



Blogger DLos4

Dice Kavafis: no importa donde vayas, las ciudades las llevamos dentro...

Me encuentro una tarde de domingo chafardeando y he llegado a tu blog, petit prince...

Ya tendrás hechas y deshechas las maletas de nuevo, así que... tan sólo: disfruta!

Sonia    



Blogger Suntzu

Yo pasé unos añitos así, haciendomaletas los viernes y los domingos y la sensación de desarraigo es grnade. Pero tómatelo como una penitencia. Ya vendrán tiempos mejores.
Pero te entiendo perfectamente. Acabé destestando las maletas.

Un abrazo.    



» Publicar un comentario