<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

Miradas cruzadas

Salió de casa distraido y ahí estaba ella. No era muy alta pero sí muy guapa y atractiva. Tenía un precioso cabello moreno que destacaba sobre el blanco de su ropa y una mirada pura, de ángel. No dejaron de mirarse fijamente hasta que se cruzaron el uno con el otro. Aún sin conocerse de nada, se gustaron. Una vez rebasados y pasados un par de segundos, ambos se giraron mirando hacia atrás y sus ojos, de nuevo, volvieron a coincidir. Ambos sonrieron entre la vergüenza.

Quizás ya no vuelvan a verse nunca pero al menos ella ya sabe donde vive.

Etiquetas:

| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »

Blogger Adise

Entonces, si ya sabe dónde vive, me temo que sus paseos por la zona se harán continuos...

Otro más.    



Blogger istharb

bueno, pues a ver si es "espaliba" como díria mi sobri, y pasea y pasea por su puerta, jajaja

Un beso    



Blogger METIS

y todavia no le ha tocado la puerta pidiendo azucar? o para venderle algun boleto para la rifa del barrio? o haciendo una encuesta para una compañia telefonica?

vamos, algo se le ocurriria no? yo lo haria.

besos    



Blogger lola

Eso me recuerda hace ya mucho tiempo, que me gustaba un chico y todas las tardes pasaba por delante de mi casa para ir a clases y yo siempre esperaba en la terraza, confiando en que alguna vez se le ocurriera mirar hacia arriba, nunca lo hizo y yo al final me aburrí.    



Blogger la chica pirata

=))) Seguro que vuelve...

Un besazo! =P    



Blogger DémoNan

¿Otra vez se nos ha enamorado el Principito? :-) Amores platónicos, malas consecuencias para el corazón. Besitos.    



Blogger Aran

Si él la vuelve a ver paseando por su casa, dile que se arme de valor y le diga algo, porque ella ya habrá dado el primer paso.    



» Publicar un comentario