<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d36639360\x26blogName\x3dPrincipito+desencantado\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://principitodesencantado.blogspot.com/\x26vt\x3d-2311580423327771861', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Principito desencantado

Historias de un principito sin reino y sin princesa

Zaragoza, ciudad de recuerdos

Acabo de llegar. He pasado allí la noche del sábado disfrutando de las fiestas del Pilar. Ya he hablado de la significación que tiene esa ciudad para mí. Antes de ayer la había visitado dos veces y cada una de ellas fue con una novia distinta. Por suerte o por desgracia he roto esa racha.

Primer recuerdo. Aprovechando mi viaje escribí un mensaje a M, mi primera novia, para ver si la apetecía tomar algo. No tenía demasiada fe y más después de intentarlo hace dos años cuando se excusó diciendo que tenía que preparar su boda. Esta vez la excusa fue más creíble, está embarazada y tenía comida con los suegros. Pues bien, otra vez será. Tenía ganas de verla y que me contara todo lo que la ha pasado en estos seis años que según parece han sido muchas cosas.

Segundo recuerdo. Volví a La Cucaracha, ese garito adornado con tintes rugbísticos y surferos. Está igual que cuando estuve hace algo más de dos años. Recuerdo como con amarillo, huyendo de sus compañeros de clase, bajamos a escondidas al baño y contra la pared nos comimos a besos. Curioso que mis amigos me llevaran allí.

Los recuerdos ya duelen menos pero siempre estarán ahí.

Etiquetas: ,

| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »
| siguiente »

Blogger Lorelay

Principito;
Los recuerdos siempre quedan en mente.
Lo bueno es que siempre van haciendo menos daño.
Saludos desde el sur del mundo
Lore    



Blogger Aran

Es dificil pasar por sitios en los que has vivido buenos momentos que sabes que no volverán, el otro día pasé por algo así...
Besos    



Blogger Putas y Princesas

Al principio duelen, pero luego se vuelven dulces. Así son los recuerdos    



Blogger cacho de pan

un prícipe entre cucarachas...bonita imagen.    



Blogger Adise

Recuerdos 'clave' sólo tengo con una ciudad y creo que todavía no estoy preparada para volver. Me alegro de que tú ya hayas atravesado la época 'delicada'...

Un besito.    



Blogger AVE FÉNIX

Dificil, sí, recorrer los mismos lugares por los que pasaste en el pasado, cuando la situación ha cambiado. A veces es inevitable, pero si duele mucho, mejor evitarlos, creo yo.
Besotes, Príncipe.    



Blogger METIS

y porque negar los recuerdos? algunos nos hacen mas fuertes. Los malos son los que nos reprimen de cara al futuro.. y aquellos que no dejan de corroer el alma.
¿Y si pruebas de dejarlos ir?

besos    



Blogger arcademonio

...es curioso principito, eres mi personaje favorito, tengo unas cuantas ediciones de ese libro, cada vez que nace un bebé en mi entorno le regalo ese libro, es esencial en mi vida...y ahora vienes tú y te cruzas en mi camino y hablas de recuerdos, de como el tiempo cura las heridas, de como las rosas son caprichosas y tambien tienen espinas...pero sigues ahí con tu traje impecable y esa inocencia que tanto me gusta...gracias por seguir existiendo...infinitos besos de bolsillo...    



Blogger istharb

pero eso es lo bueno, que las cosas buenas siempre estan ahí, las malas, poco a poco, dejan de doler

Un beso    



» Publicar un comentario